Avisar de contenido inadecuado

Cochabamba - La sequía, lluvias y heladas

{
}
La sequía, lluvias y heladas han desplazado a unas 300 familias en el trópico y el valle. Con más de 7 mil damnificados, el departamento encara uno de los mayores desastres de los últimos cinco años, después de los daños ocasionados por el fen
El refugio de las 31 familias desplazadas en Jatun Pampa. - José Rocha Los Tiempos

El refugio de las 31 familias desplazadas en Jatun Pampa. - José Rocha Los Tiempos

Cochabamba vive uno de sus peores desastres. La sequía, las inundaciones, heladas y deslizamientos han dejado a más de 8 mil damnificados hasta ahora en el departamento. La cifra se acerca a los daños ocasionados por el fenómeno del Niño en 2007 y 2008, cuando los cambios climáticos afectaron a más de 27 mil familias, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El departamento ha tenido una década marcada por los desastres naturales. Según el INE, en 2003 se reportaron 14.304 familias afectadas por fenómenos naturales, en 2004 fueron 17.889, en 2005 4.509 y en 2006 6.957.

Pero fue en 2007 cuando se reportó una de las mayores cifras con 27.699 afectados. En 2008 la situación se redujo a 19.176 y en 2009 los daños fueron mínimos.

Entre 2010 y 2011 son más de 7 mil los hogares damnificados.

Después de la prolongada sequía que golpeó el valle alto, bajo y el cono sur, la región soporta ahora el embate de las aguas.

Las inundaciones han borrado del mapa localidades enteras como Jatún Pampa, donde una riada arrasó 31 casas. En Quillacollo casi mil familias vivieron con el agua hasta la cintura por más de una semana. Según los afectados, desde hace 25 años no veían un fenómeno similar.

En las comunidades de Colomi y Tablas Monte 120 familias fueron desplazadas por los deslizamientos y unas 800 quedaron aisladas por dos semanas, remarcó la secretaria de la Madre Tierra de la Gobernación, Magdalena Medrano Velasco.

Chapare
En Villa 14 de Septiembre, un reducto clave del Movimiento Al Socialismo por la ubicación de la casa que el presidente Evo Morales ocupara en su vida sindical, las inundaciones eran esporádicas pero esta vez el río que atraviesa por mitad del pueblo se desbordó hasta las casas más cercanas.

Tierra adentro, la inédita crecida del río 14 – que este año se vio colmado por el desvío del río Chapare y San Mateo- anuló kilómetros de caminos vecinales, canchas deportivas y terrenos baldíos. Las consecuencias se extendieron a los cultivos llegando a afectar 9 mil hectáreas de arroz, plátano, yuca y cítricos destruidas.

En las comunidades de Sipe Sipe son unas 500 las hectáreas pérdidas y 600 las familias damnificadas.

En el valle alto, los ríos han anegado enormes extensiones de tierras de pastoreo, maizales y alfalfa.

La factura del desastre

Son Bs 5,5 millones lo que el departamento ha destinado para la atención de emergencias por sequía e inundaciones. Cuando el valle sufría por falta de agua, la Asamblea Departamental aprobó un presupuesto de Bs 3 millones para la perforación de pozos en los municipios y asistencia a través de cisternas.
En febrero, la Asamblea volvió a aprobar un presupuesto de Bs 2,5 millones, esta vez para las emergencias por inundaciones ante la persistente inundación, especialmente en el trópico de Cochabamba.  Además de los Bs 5,5 millones de los recursos departamentales, los damnificados también son asistidos con parte de los 20 millones de dólares que el Gobierno nacional destinó para atender los estragos ocasionados por las lluvias en el país. 

Edwin Jiménez
Concejal

"No podemos tener así (deteriorada) una avenida que genera Bs 7 millones a la ABC al año"

Eso fue lo que dijo el concejal Edwin Jiménez en la inspección de la avenida Blanco Galindo, en la que se evidenció que la ruta parecía más una zona bombardeaba, que la principal vía de conexión entre la ciudad y Quillacollo.  
Un comisión del Senado elaboró un informe sobre esta avenida que debería ser tomado en cuenta.

EL COSTO HUMANO

Las inundaciones han cobrado nueve vidas solo en febrero y marzo. Tres de ellas miembros de una familia de la comunidad de Mosoj Llajta de Colomi murieron aplastadas al derrumbarse su casa de adobe, luego de que los cimientos se remojaran a causa de las frecuentes lluvias.
En Villa 14 de Septiembre, en el municipio de Villa Tunari, murió ahogado el colono Neyer Sanca (30) en el desborde el río 14.

El 24 de febrero falleció un chofer de Sacaba tras caer y ser arrastrado por las aguas turbias del río Rocha.

CAMPAÑA PARA DAMNIFICADOS DEL MEGADESLIZAMIENTO - LA PAZ, BOLIVIA

COMPARTIR PUBLICACION

Share

LOS QUE PASARON POR AQUI

FUENTE:

LOS TIEMPOS - COCHABAMBA, BOLIVIA

{
}
{
}

Deja tu comentario Cochabamba - La sequía, lluvias y heladas

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.