Avisar de contenido inadecuado

El Corso de Corsos

{
}

Alegorías de ‘Toy Story’, ‘Lluvia de hamburguesas’, ‘Terminator’ y ‘Alicia en el País de las Maravillas’ protagonizaron el Corso de Corsos en Cochabamba. Pese a los esfuerzos, la Policía no pudo controlar el juego con espuma y agua ni el consumo de alcohol.

Las unidades militares, que tradicionalmente son las primeras en hacer su paso en la demostración, encontraron este año inspiración para sus disfraces en películas infantiles. Cartón, esponja y papel maché ayudaron a los uniformados a recrear a Flyn, de Lluvia de hamburguesas; a Buzz Light Year, de Toy Story, y otros personajes animados.

El Cristo de la Concordia pareció dar la bendición al inicio del recorrido, dado que, antes de partir, los grupos de militares y danzarines se congregaron en inmediaciones del cerro donde se emplaza. Como cada año, la avenida Heroínas se constituyó en el primer tramo de la ruta que culminó en la calle Vila.

El Centro de Instrucción de Tropas Especiales (CITE) presentó diversos bloques siendo su principal propuesta un imponente carro alegórico del Caballo de Troya. Los participantes cumplieron a cabalidad la coreografía ensayada, lo que les mereció muchos aplausos.

Empezando la tarde otros tres bloques, esta vez de cultores del folklore, mostraron la diversidad de las culturas bolivianas a través de las danzas, finalizando con la presentación de la Morenada Cocanis Jach’a Achachis.

Controles. Las nubes en el cielo y el clima templado no fueron obstáculo para que los asistentes al Corso de Corsos jueguen con agua y espuma. “Aunque bajó el juego con agua y espumas, hay lugares donde no faltan jóvenes que lanzan globos y los niños que son los que más juegan con espumas, pero el decomiso es difícil”, admitió el coronel Hernán Trujillo, comandante Departamental de la Policía.

El primer contingente de uniformados encargado de la seguridad no tuvo inconvenientes, pero conforme pasaron las horas, el consumo de bebidas alcohólicas dificultó la tarea.

Un grupo de gente que bebió demasiado impidió el paso de los danzarines en una vía, lo que provocó un bache de media hora en la demostración. La Policía y la Alcaldía tuvieron que intervenir para despejar la vía. Latas de cerveza fueron decomisadas en el sector, pero se comercializaron en gran cantidad, incluso en el palco.

Derroche de creatividad
Los soldados del CITE desfilaron con vistosos trajes del filme ‘Terminator’. Muchos de los disfraces son elaborados en cartón y esponja. También desfilaron los personajes de la película infantil ‘Megamente’. Al final de la fiesta, 400 empleados de EMSA, la empresa de recojo de basura, “bailaron” y limpiaron el área usada para el recorrido.

COMPARTIR PUBLICACION

Share

 

PASARON POR AQUI

FUENTE:

LA RAZON - LA PAZ, BOLIVIA

{
}
{
}

Comentarios El Corso de Corsos

Esta es la explicación del por qué perdimos el mar mientras nuestro ejército bailaba en el Corso de Corsos eso fue lo que ocurrió. Al margen de los hechos exactos, esta es nuestra idiosincrasia de farra y mediocridad a pesar de la adversidad, triste. Y que nadie diga lo contrario pues este mismo 2014 Bolivia está en emergencia por los desastres pluviales, pero más de media Bolivia se está preparando para carnavalear, gastando dinero para la farra que podría dar esperanza a un niño en Morochata u otro en el Beni... ¿es posible gozar tanto y no tener corazón? ¿El humano ha muerto?
scorpio_cool@hotmail.com
Rob Rob 18/02/2014 a las 15:47

Deja tu comentario El Corso de Corsos

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.