Avisar de contenido inadecuado

Iglesias testigos de la historia

{
}
Testigos de la historia, iglesias rurales
Vista lateral de la Iglesia de Rosapata, en el pueblo de Andamarca, Oruro. En su interior hay pinturas murales con árboles, pájaros y flores.



El embajador de Alemania en Bolivia, Filipp Schauer, realizó un tour por el altiplano paceño y orureño. Allí fotografió unos 30 templos, cuyas imágenes presenta en una guía turística.

Templos hechos de adobe y con techos de paja enamoraron de Bolivia a Filipp Schauer, embajador de Alemania en este país, durante la travesía que realizó por el altiplano de La Paz y Oruro. Valiéndose de una pequeña Cannon, el fotógrafo aficionado registró las imágenes de más de 30 templos de esa región y las plasmó en la Guía turística de iglesias rurales, a las que él considera “testigos de la historia”.

Con una tirada de 1.500 ejemplares, la guía incluye, además de fotografías, un cuadro de ubicación de las iglesias y breves referencias acerca de su historia. El libro viene acompañado de un CD interactivo en el que se muestran 1.000 fotografías, no sólo de los templos, sino también de paisajes, ruinas y chullpares.

Antes de llegar al país, el diplomático ya tenía referencias de los atractivos de la región altiplática a través del libro Monumentos de Bolivia, de José de Mesa y Teresa Gisbert. Fascinado por la historia y la fotografía, Schauer inició el tour en septiembre. La hazaña fue posible, además, gracias al Programa de Conservación del Patrimonio Cultural Boliviano, de la Embajada que dirige.

En una vagoneta, Schauer, de 52 años, recorrió el altiplano boliviano. Durante la travesía hizo parada en edificaciones aisladas y olvidadas que observaba en medio de parajes fríos y agrestes, pero que sin embargo guardaban numerosas obras de arte.

Con dos años y medio de residencia en el país, Schauer guarda de sus visitas anecdóticos recuerdos. Rememora, por ejemplo, las largas esperas que debía hacer para ingresar a los templos —por ausencia del portero y de autorización de la comunidad—, pese a que varios de éstos tienen financiamiento de la Embajada para su conservación.

Entre las iglesias que fotografió en el altiplano paceño están la de Santiago de Callapa, la de Caquiaviri, Caquingora, Carabuco, Guaqui, Yaco y la de Tiwanaku.

En Oruro, Copacabana de Andamarca; iglesias de Corque y Caripaya; Curahuara de Carangas; Huachacalla; Belén de Huachacalla; Sabaya; los templos de Lagunas, Sajama y Tomarapi; Sepulturas; Yarvicolla; Soracachi y Paria.

De acuerdo con el diplomático, esta publicación tiene el objetivo de llamar la atención sobre la existencia de estos templos de valor histórico y cultural y, asimismo, sobre los peligros que los acechan: robos, un clima adverso, animales (palomas) y la intervención humana. Lo último tiene que ver con los arreglos que se hacen en las infraestructuras y la incorporación de objetos en el interior de los templos, que no obedecen precisamente al estilo arquitectónico de esos edificios.

Iglesia de Santiago Apóstol de Guaqui

Está situada en Guaqui, provincia Ingavi (La Paz), a 85 kilómetros de la sede del Gobierno. El templo fue construido entre 1784 y 1788, gracias a las donaciones del cacique del lugar, Limachi. La edificación es de piedra labrada, incluso el interior de la bóveda. La fachada aún conserva un estilo barroco mestizo y fue construida en forma de un retablo. La nave tiene pintura decorativa mural y el crucero luce murales con los cuatro evangelistas.

Iglesia de Laja

El templo se encuentra en Laja, a 20 kilómetros de La Paz, camino a Tiwanaku. En ese sitio tuvo lugar la que se considera la primera fundación de La Paz, el 20 de octubre de 1548.

La iglesia fue construida en 1680, los campanarios fueron levantados en el siglo XVII. En el interior se conservan retablos y un púlpito.

Junto a la portada se observa la figura de un mono, un dios indígena. También se ven columnas, estructuras típicas de la Colonia.

Iglesia de Andrés de Machaca

Se encuentra en la provincia paceña de Ingavi, a dos horas y media de viaje de la ciudad. El templo fue construido entre 1679 y 1778. Nueve de los maestros que trabajaron en la obra eran indígenas y cinco vinieron de España. El beaterio se inauguró en 1699, pero con el tiempo se desmoronó. Antiguamente, el lugar era destinado a las hijas de los caciques, quienes entonces no tenían acceso a los monasterios ni tampoco a los colegios.

Templo de Sica Sica

Se encuentra a 115 kilómetros, en la provincia Aroma (La Paz). En un pueblo cercano a Sica Sica nació el legendario indígena Pablo Zárate Willca.

El templo mantiene la fachada, las portadas, las torres y el crucero del siglo XVII. Las primeras corresponden a los maestros Diego Choque y Malco Maita. Las obras datan de 1725.

La iglesia fue renovada, en parte, por el Viceministrio de Culturas con un financiamiento de la cooperación alemana. Esto sucedió después de un incendio ocurrido en 1997.

Copacabana de Andamarca

El templo se halla a dos horas de viaje de Oruro. Una leyenda refiere sobre su construcción. Se dice que el dueño de una caravana hirió y cazó a una paloma, luego padeció muchos infortunios hasta que consultó a un yatiri sobre éstos. Éste le dijo que la paloma era la Virgen de Copacabana, la cual quería que se construyera una iglesia en el lugar y así quedarían perdonados todos sus pecados. El hombre así lo hizo; además de la iglesia, construyó seis calvarios en los sitios donde descansó la paloma y donde perdió sangre durante su último vuelo.

Iglesia San Salvador de Sepulturas

El templo recibió el nombre por los chullpares que existían en la zona, en Oruro. La construcción de adobe con techo de paja y portadas de piedra tallada data de 1785. Cuenta con una plaza procesional, tiene cuatro pozas con un quiosco que hace reminiscencia de la capilla de misericordia y una columna en la cual se castigaba en acto público a los criminales. A media hora de viaje en vehículo de este lugar se encuentran otras dos iglesias, la de Yavircolla y la de Soracachi, que cuentan con las mismas características que la primera.

Templo de Caricaya

El templo se encuentra en el municipio de Oruro, a una hora y media del centro de la ciudad.

Aunque la población de Caricaya está situada sobre la carretera, ésta se halla abandonada. La iglesia, dedicada a la Virgen María, probablemente haya sido objeto de peregrinajes en el pasado, ya que se observan restos de varios calvarios en las montañas cercanas.

Caricaya es una ruina de aspecto romántico y pintoresco.

Iglesia San Juan Bautista

El templo se halla en el municipio de Oruro, en la población de Corque. La iglesia está rodeada de contrafuertes de piedra que refuerzan la construcción de adobe. El interior fue decorado en el siglo XVIII, cuando se pusieron nuevos retablos y se pintó el techo del presbiterio con escenas de la Santísima Trinidad, doctores de la Iglesia, ángeles y flores. Tiene un retablo con una Virgen y dos patronos, además de otro con un ángel tallado en madera.

Iglesia de Santiago Apóstol de Huachacalla

La edificación se encuentra a dos horas de Oruro, en el municipio de Huachacalla. Se dice que el templo data del siglo XVII. Tiene un ingreso de luz desde la parte superior, con lo cual se puede apreciar mejor las obras de arte. Entre éstas se observa una serie de ángeles músicos que decoran el sotocoro (debajo la galería de la entrada). Las figuras flanquean una escena de la Anunciación, conformando una orquesta con órgano, trompeta, mandolina, violonchelo, tuba y arpa.

Share

FUENTE:

LA PRENSA - LA PAZ, BOLIVIA

{
}
{
}

Comentarios Iglesias testigos de la historia

Hola devemos proteger nuestro patrimonio del trafico ilicito de obras de arte ya que es testigo de nuestros antepasados y tiene mucha historia.
Minerva Minerva 21/03/2011 a las 16:41

Deja tu comentario Iglesias testigos de la historia

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.